Movimientos demográficos internos y fundaciones de Durango, México

De FamilySearch Wiki
Saltar a: navegación, buscar

México Gotoarrow.png Durango

LOS REGISTROS HISTORICOS DEL TEMPLO DE SAN ATENOGENES

Los Registros Parroquiales del templo de San Atenógenes datan del año de 1837, los grandes libros con registros de bautismos, matrimonios y entierros aun se conservan aunque bastante maltratados en el Archivo Diocesano de la Ciudad de Durango. Sus páginas reflejan la ferviente dedicación espiritual de sus feligreses así como mucha de la actividad diaria de los habitantes de esa región.

San Atenógenes fue un santo de origen griego, pues su nombre literalmente significa “procedente de Atenas o de Atenea”. Atenógenes fue muerto hacia el año 305, durante la persecución del emperador Diocleciano en Sebaste, Armenia.
Según la tradición, una vez condenado a muerte, mientras esperaba el martirio, el obispo, anciano y notable teólogo cantó un himno de gozo en el que profesaba su fe en la divinidad del Espíritu Santo y lo dejó escrito para sus discípulos.
Luego fue echado a la hoguera, junto con otros diez cristianos. El himno de Atenógenes fue alabado por San Basilio en su tratado sobre el Espíritu Santo.


Los migrantes Duranguenses radicados en los Estados Unidos hicieron posible la reconstrucción del templo de San Atenógenes, fue una gran inversión económica que promovieron las asociaciones de Duranguenses en diversos estados como Texas, California, Illinois, Colorado, Idaho y Utah entre otros. El Sr. Efraín Rodríguez Cepeda radicado en Denver, Colorado y quien desciende de algunos de los mas antiguos pobladores de este lugar tal y como lo muestra el registro matrimonial de sus antepasados, Felipe Rodriguez y Maria Rosales, fue el encargado de coordinar la recolección de fondos entre los paísanos Duranguenses. No fue una tarea fácil, pero se llevo a cabo con gran entusiasmo por parte de los migrantes Duranguenses quienes en Julio del 2007 vieron realizado su sueño de tener una Iglesia completamente remodelada tal y como luce hoy en día.

El Templo de San Atenógenes. Ubicado al centro de lo que debió ser el antiguo asentamiento del valle de Poanas, en una intrincada red de callejones, se levanta frente a un amplio y espacioso atrio, que alberga ahora un bien arreglado jardín diseñado por el Arq. Luis Fernando Álvarez Santana quien estuvo a cargo de la remodelación llevada a cabo gracias al apoyo de la comunidad migrante y cuyos antepasados también han vivido en esta población desde hace muchísimos años.


El templo muestra las diversas épocas de intervención que ha sufrido, algunas de ellas no muy afortunadas. En su interior podrá descubrir una curiosa disposición de las capillas laterales, y en el crucero del templo el trazo de lo que posiblemente fue la capilla original del siglo XVI, dedicada a Nuestra Señora del Rosario.
En el interior podrá descubrir diversas imágenes de gran calidad y factura, destacando un par de óleos del siglo XVIII que se ubican en el acceso del templo, uno de ellos dedicado a San Atenógenes, por lo que posiblemente forma parte de un antiguo retablo.


En el altar mayor, coronado por un bello ciprés neo-colonial, con sus estilizadas columnas acanaladas, se encuentra una gran imagen de bulto de San Atenógenes, talla en madera posiblemente de fines del siglo XVIII o principios del siglo XI.